Crecer y Florecer en Comunidad

100407_crecer

Dr. Esteban Montilla | 24 marzo, 2016

Una persona profesional se destaca por su compromiso con la excelencia en sus deberes y quehaceres. Esto implica que consistentemente busca el mantenerse al día con los nuevos avances de la ciencia y la tecnología, sobre todo en lo que se refiere al conjunto de conocimientos pertinentes a su campo de ejercicio profesional. Este cometido con la excelencia también lleva a la búsqueda de mejorar las habilidades y destrezas necesarias para asistir de forma eficiente a las personas consultantes. En la consejería profesional, por el hecho de ser una ciencia pero también un arte, se requiere que se le preste atención a las actitudes y a las fortalezas humanas.

De manera que una persona profesional es alguien que acepta el reto de seguir creciendo, de seguir moviéndose hacia la plenitud total, el óptimo funcionamiento profesional, y el florecimiento existencial. En la Sociedad Interamericana de Counseling creemos que tal reto de vida es posible alcanzarlo cuando existimos y vivimos en comunidad. Es a partir de esta creencia que enfatizamos la importancia central que tienen los capítulos en la vida de nuestra organización. En los capítulos promovemos un convivir compartido donde encontramos un espacio para discutir asuntos personales que puedan estar afectando nuestra práctica profesional, dialogar acerca de casos, participar en oportunidades educativas y colaborar con proyectos de alcance a la comunidad.

La vida capitular promueve el desarrollo y crecimiento holístico de los miembros bajo parámetros éticos, de respeto por la dignidad humana y de preocupación ecológica comprometida; parámetros que coadyuven a promover el bienestar total del ser humano y de las comunidades en las que éste se encuentra insertado.

Los Capítulos estarán integrados por Consejeros/Consejeras Profesionales que trabajan dentro de espíritu de compañerismo, mutua responsabilidad y compromiso de servicio, abrazando valores compartidos que son profundamente sustentados y fomentados. Estos valores incluyen la justicia, la paz, el respeto, la diversidad, la esperanza, el amor y la comunidad; a fin de buscar la excelencia en la práctica del Counseling. Cada Capitulo local de la SIC tiene entre sus metas la promoción de la Profesión del Counseling a través de la formación de relaciones profesionales transformadoras, del establecimiento de centros de Consejería Profesional en la comunidad y de la acreditación de los programas de formación en la Consejería Profesional.

El Capítulo de la SIC es también el medio mediante el cual los miembros de la SIC pueden alcanzar la certificación profesional para la práctica del Counseling. Cada Capítulo, en coordinación con el Comité Interamericano de Certificación en la Consejería Profesional (CICCP), lleva a cabo las evaluaciones para la certificación de los Consejeros y Consejeras Profesionales, los estudios evaluativos para la acreditación de los programas de counseling de las instituciones educativas y el reconocimiento de acreditación de los centros de consejería.

Paz y solidaridad,