Compromiso / Pacto Colegial

Nosotros, los miembros de la Sociedad Interamericana de Counseling, nos comprometemos a promover el bienestar integral de nuestra comunidad y hacer avanzar la profesión de la Consejería Profesional a través de una vivencia cimentada en una visión ecológica, transformadora e inclusiva donde se destaquen valores tales como la justicia, la paz,  el respeto, la democracia, la diversidad,  la mutualidad, la esperanza y el amor.

Nosotros, los miembros de la Sociedad Interamericana de Counseling, nos consideramos seres creativos, interconectados y comprometidos con la construcción de una comunidad profesional vivificante. Nuestro compromiso enfatiza la naturaleza dinámica de los diversos vínculos y estilos de organización, así como la valoración de la autonomía y del liderazgo digno y compartido. Nos comprometemos en nuestra labor profesional a ser mutuamente responsables los unos con los otros al fomentar, en todo momento, la cooperación y el altruismo.

Nos organizamos de manera que se fomenten estilos de liderazgo horizontales, donde las jerarquías y la concentración de poderes no tienen espacio. En este liderazgo, una persona no está al mando o tiene el control, sino que el poder está distribuido en toda la red y el sistema de profesionales del counseling.  Creemos en el liderazgo de colaboración y participación, donde cada persona tiene el compromiso de buscar el bienestar de la comunidad, sin anular la singularidad e idiosincrasia de la persona.

Nos reunimos en pequeños grupos llamados Capítulos en donde cada miembro tiene voz, conexión y participación. Estos Capítulos, donde los miembros son a la vez apoyados y desafiados mientras que viven su vida profesional en conjunto, conforman la sociodinámica de la Sociedad Interamericana de Counseling. Cada Capítulo, en cooperación con los respectivos comités de la SIC, tiene la responsabilidad de conducir todo lo relacionado con la certificación de profesionales del counseling, la acreditación de los programas de educación en counseling y la creación de centros de consejería profesional. De este modo se constituyen los patrones de acción y participación de todas las personas a efectos de hacer fluir los aprendizajes, las experiencias y un sentido de convivencia pleno.

Creemos que la vida es mejor cuando se vive en comunidad. Por lo tanto nos comprometemos a promover y fomentar una comunidad de profesionales que promuevan la plenitud existencial y el profundo respeto a las relaciones ecológicas. Los seres humanos se desarrollan y florecen en el vivir compartido. Por lo tanto, consideramos a nuestra comunidad profesional como una fuente de crecimiento, despliegue y sanidad integral. En nuestras sociedades colectivas el crecimiento y los cambios se producen en el contexto de la persona, la familia y la comunidad. En consecuencia, creemos que instituciones sociales u ordenamiento culturales tales como la familia, la educación, la religión, la política y la economía, todas juntas pueden interactuar en beneficio o en detrimento de la persona. De manera que como profesionales del counseling además de mirar las complejidades internas de un ser humano tomamos en cuenta el role de la estructuras sociales en el bienestar total de las personas.

Damos un gran valor al significado de las relaciones entre nosotros mismos. Debido a que valoramos la autoridad personal, la creatividad y la libertad, hacemos un espacio para las demás personas y permanecemos dispuestos, a asistirnos mutuamente en nuestros respectivos peregrinajes profesionales.

Porque creemos que la vida se vive mejor bajo una cultura de compasión y solidaridad, escogemos vivir de manera ética cultivando la confianza mutua y el respeto a la dignidad humana. Nos comprometemos a colocar los intereses biológicos, psicológicos, sociales y espirituales de cada persona por encima de los intereses institucionales. Es por esto que nos proponemos a viajar ligero, a no acumular riquezas, y a no crear burocracias. Estamos comprometidos a ofrecer una experiencia de vida que refleje la trascendencia humana en una comunidad de profesionales quienes se apoyan y desafían dentro de los diferentes contextos geográficos, sociopolíticos y cronológicos. Nuestra meta ulterior como profesionales del counseling es colaborar en la creación de una nueva humanidad donde reine la justicia social, la paz, el amor y la esperanza.